BANUAL

¿Qué es Banual?

La Universidad de Almería junto a la fundación Mediterránea pone en marcha el programa Banual, donde se intenta profesionalizar una red Business Angels, constituyendo un punto de encuentro entre inversores/mentores y emprendedores y nuevos empresarios.

Las empresas que se presenten a los foros de inversión deben desarrollar una actividad con un fuerte carácter innovador y ser potencialmente generadores de riqueza y empleo en su entorno.

Por lo general, los proyectos que acceden a los foros de inversión deben haber obtenido sus primeros fondos procedentes de los promotores, familia, amigos o entidades de crédito públicas o privadas. En este punto, el resto de la financiación necesaria se puede complementar con otro tipo de inversión, Business Angel. El inversor aporta capital, conocimientos técnicos y su red de contactos personales a los emprendedores a cambio de plusvalías futuras de la empresa.

La Red de Business Angels de la Universidad de Almería ofrece al inversor:

  • Una cartera de proyectos empresariales con capacidad de generar beneficios.
  • Ahorro de tiempo. Un equipo de expertos realizará un análisis de los proyectos empresariales y filtrará los que se adapten al perfil inversor.
  • Confidencialidad y privacidad de todos los datos que son proporcionados.

El Emprendedor frente a los nuevos retos de financiación

Los emprendedores deberán:

  • Suministrar la información necesaria para el desarrollo del proyecto que presentan a financiación y/o asesoramiento.
  • Cumplimentar la solicitud de alta en la Red BANUAL
  • Asegurar la veracidad de la información que proporcionan.
  • Cumplir los plazos estipulados.
  • Actuar en base a los principios éticos y de buena fe.

Los emprendedores tendrán acceso a:

  • Asistir a los foros de inversión cuando haya pasado la fase de preselección.
  • Participar en las actividades de difusión de la figura del Business Angel
  • Recibir asesoramiento personalizado para la elaboración o mejora de su plan de empresa.
  • Recibir información que se adapte a sus necesidades emprendedoras.
  • Detener el proceso cuando, con razones fundamentadas, lo consideren oportuno, comunicándolo fehacientemente a la Comisión Técnica.
  • Participar de forma activa en la toma de decisiones.